titu
 

Seguridad física

 
A lo largo de más de dos décadas, en COMSENAL hemos entendido la seguridad física como la seguridad de personas, bienes e instalaciones con el fin de prevenir pérdidas o daños a personas, residencias, empresas o instituciones. Esto incluye, entre otros, protección contra robos, atracos, vandalismo, terrorismo, desastres naturales e incendios.

Todo Guardia de Seguridad de COMSENAL debe completar un entrenamiento específico que le provee una amplia comprensión y entendimiento de cómo proteger empleados y visitantes en una amplia gama de situaciones. Los gerentes de COMSENAL revisan las necesidades del cliente y asignan los guardias apropiados para el manejo de personas en una variedad de situaciones y escenarios, incluyendo oficinas, residencias, campos universitarios, eventos y áreas rurales. Ellos se adaptan fácilmente a prestar sus servicios en oficinas, establecimientos comerciales, residencias, edificios de apartamentos, parqueaderos, etc. Sea que los Guardias hagan rondas a pie o revisando perímetros o monitoreando imágenes desde un cuarto de control de seguridad, los Guardias de Seguridad de COMSENAL saben responder a los robos, vandalismo u otras emergencias.

Los Guardias de Seguridad de COMSENAL entienden completamente que ellos representan a su cliente ante el público, empleados, accionistas, visitantes y proveedores. Ellos pueden ser los primeros, últimos y aún la única cara que un visitante ve y sus acciones dejan una impresión permanente de esa compañía.

El entrenamiento dado en COMSENAL enfatiza sobre una buena presentación, la apariencia, las acciones y los ademanes que caracterizan a cada uno de nuestros Guardias de Seguridad.

Nuestros Guardias de Seguridad también cuentan con una gran experiencia en proveer seguridad en parques naturales, velando por el manejo correcto de los recursos naturales: bosques, aguas y animales.
La imagen que las compañías cultivan en el tiempo, puede ser considerada como un activo vital. Las empresas gastan años desarrollando su "goodwill" a través de publicidad, relaciones públicas, seriedad en los negocios y siendo un buen ciudadano corporativo. Pero una ruptura en seguridad puede dañar su imagen para siempre.